Importancia de Soluciones BI y CPM en la Toma de Decisiones Corporativas

En este blog encontrarás mucha información valiosa sobre Corporate Performance Management (CPM) y Business Intelligence (BI), así como también sobre las herramientas de tecnología alrededor de estas disciplinas de gestión empresarial que día a día cobran mayor importancia. De hecho, muchas veces usamos ambos términos indistintamente, pero existe grandes diferencias entre ellos. BI y CPM se desarrollan en el mismo ámbito de tecnología evaluando el desempeño de una organización y extrayendo datos de diferentes fuentes para permitir el análisis de la información y así puedas determinar las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas de tu organización. En este artículo vamos a resaltar las diferencias entre las soluciones BI y CPM para que puedas construir una estrategia sólida entorno a ellas.

Comencemos definiendo los términos. BI es la tecnología usada para recopilar y analizar datos relevantes de una empresa con el fin de mejorar la toma de decisiones organizacionales. Mientras que, Gartner define a CPM como un paraguas con metodologías, métricas, procesos y sistemas usados para monitorear y administrar el desempeño empresarial, principalmente financiero. ¿Encuentras algo en común? Las definiciones de ambos varían ligeramente en internet, nosotros vamos a explicarlo más a detalle.

El concepto BI ha estado rondando en el mercado hace décadas, mientras que CPM nace en los comienzos de los 90s. Howard Dresner, conocido como el padre de BI, sugirió la nomenclatura. Su objetivo fue capturar en un solo término las prácticas y metodologías de toma de decisiones inteligentes basadas en hechos. Los procesos de BI están enfocados en descubrir información aprovechando visualizaciones – cuadros de mando, gráficos y scorecards. BI no se limita a sólo visualizaciones de las tendencias de la compañía, sino también permite explorar los números detrás de los gráficos. Más allá del BI tradicional, también puede significar un análisis de Big Data, dando sentido al tráfico de un sitio web y al comportamiento de un visitante, por ejemplo. En general, BI se enfoca en toda la organización como audiencia, mientras que CPM tiende a enfocarse en un grupo más pequeño de profesionales.

CPM, también conocido como Enterprise Performance Management (EPM) es un término ligeramente nuevo que trata de procesos relacionados a la construcción y gestión de reportes financieros, presupuestos y proyecciones financieras, sobre todo. La herramienta de CPM y el sistema de contabilidad son las dos herramientas esenciales que se utilizan para automatizar los trabajos de Contabilidad y Finanzas, específicamente el análisis financiero y operacional, como también budgeting, forecasting y planning. Estos procesos normalmente son llevados a cabo por profesionales del departamento de Contabilidad, sin embargo, se extienden a más áreas, ya que el proceso de presupuestación generalmente implica contribuciones de todas las áreas de la organización, no solamente de los departamentos de Contabilidad y Finanzas – y cada profesional normalmente está envuelto en algún tipo de informe de reporting para rastrear el desempeño. A pesar que CPM y BI pueden tender ligeras diferencias, existe algo que los conecta, la gestión de los datos.

La gestión de datos es cada vez más y más importante a medida que crece la cantidad y la importancia de los datos, especialmente cuando uno trata de integrar datos de diferentes fuentes y variados formatos que pueden estar ubicados de manera local (on-premises) y en la nube (on-cloud). En BI y CPM, estás aprovechando el poder de los diferentes tipos de datos para que tengas el panorama completo – de análisis y de tendencias que pueden revelar el rendimiento de tu compañía y de lo que le depara el futuro. Combina esto con el desafío de navegar en las fuentes de datos de tu empresa y tienes un buen escenario para necesitar un Data Warehouse.

Hasta hace poco tiempo, la decisión de construir un Data Warehouse solía convertirse en un proyecto que podía tomar años y miles de dólares. Aun así, nada garantizaba que el proyecto sea exitoso. Gracias al paso de los años y el aprendizaje de muchas personas, esto está cambiando, ahora existen soluciones que se ofrecen como un producto completo que puede ser personalizado para integrar las principales fuentes de datos. Las soluciones de Data Warehouse sirven como un espacio particular y organizado que consolida datos que deben de aprovecharse en los procesos de BI y CPM. Un Data Warehouse es un repositorio de alto rendimiento que almacena todos los datos valiosos de tu organización.

Por último, si estás considerando llevar tus aplicaciones y tus datos a la nube, seguramente vas a tener algunas preguntas. ¿Quién tiene la última palabra sobre la solución – ¿TI o tu equipo de Finanzas? Si no cuentas con un departamento de TI, tenemos buenas noticias para ti, optar por una tecnología de nube significaría que tus aplicaciones serán administradas por un equipo subcontratado, lo que ayudará a ahorrarte dinero. ¿Dónde se encuentran la mayoría de tus aplicaciones y datos actualmente? Si tu respuesta es on-premises, un Data Warehouse es un paso importante de cara a estar preparado para las tareas de reporting, budgeting y data visualization en nube. Tanto BI como CPM implican procesos organizacionales importantes que se están moviendo a la nube, así que prepararte adecuadamente para esta transición puede algunas veces ser abrumador.

En Kaits Consulting estaremos felices de responder tus preguntas y presentarte a BI360, la suite completa de BI y CPM de auto-servicio que sirve para agilizar y simplificar tu proceso de reporting, consolidación, budgeting y forecasting, y que se encuentra disponible on-premises y cloud. Solicita una demostración, con gusto te atenderemos.